¡Operación quitar pañal!

En casa #lapeque acaba de cumplir sus dos años y medio y este puente nos hemos marcado un objetivo y lo hemos llamado ¡Operación quitar pañal!

Pues sí, mira que hay meses en primavera o verano para hacerlo, pero desde la guardería nos han indicado que AHORA es el momento adecuado en el que nuestra niña está preparada para decir Adiós al Pañal.

Operación Quitar Pañal

Primero de todo hay que concienciarse de que cada niño tiene su ritmo, y para prueba de ello siempre me gusta hacer referencia a una preciosa imagen que hay colgada en la puerta de la guardería de mi niña.

El ilustrador es el Maestro Francesco Tonucci y el dibujo tiene este lema “No me empuje! No tengo ninguna prisa por crecer”

¿A qué edad quitar pañal?

Dicho lo anterior, alrededor de los 2 años la maduración del sistema nervioso, el desarrollo de las posibilidades motrices y el lenguaje, permiten al niño:

  • Darse cuenta de la sensación de tener pipí o caca
  • Controlar la expulsión
  • Comunicar a los adultos esa necesidad
  • Comienza a poder bajarse y subirse él solo los pantalones
  • Comienza a tener interés por hacer las cosas solo e imitar a los adultos.

Podemos detectar que el niño está preparado si:

  • Hay lenguaje verbal
  • Se da cuenta que ha hecho pipí o caca, lo distingue y lo dice
  • Pide que le cambien el pañal porque se nota sucio
  • Muestra interés en hacer pipi o caca en el orinal o en el váter

 

¿Cómo quitar el pañal?

Si te preguntas como quitar pañal a un niño de 2 años (aproximadamente), te comento como lo estamos haciendo nosotros en casa. Evidentemente pedimos ayuda para quitar pañal a las educadoras del jardín de infancia que nos facilitaron el material:

  • quitar pañal libro

    Además del libro de la escuela, he cogido prestado de la biblioteca del barrio este libro. Está muy bien, tiene solapas “para jugar”, y está pensado para hacer de este proceso algo más divertido. Si te interesa, “¿Puedo mirar en tu pañal?” lo venden en Amazon por menos de 12€

    Un cuento que hable del tema

  • Un muñeco con su respectivo orinal de juguete

Y en casa necesitarás tener lo siguiente:

  • Muchísimos calconcillos (o braguitas) e incontables pantalones que sean muy fácil de subir y bajar para el peque.
  • Y por supuesto el orinal:

Antes de quitar el pañal hay que prepararse…

Primero, hay que explicarle un cuento (o varios diferentes) que hablen del tema.

Le propondremos que se siente en el orinal o en el váter en diferentes momentos del día: le quitamos el pañal, y que se siente un ratito. Después le volvemos a poner el pañal, aunque no haya hecho nada.

Cuando haga pipí o caca en el orinal o en el váter se lo diremos y le felicitaremos por ello (venden orinales que incluso tienen un botón que suenan aplausos, pero me parece excesivo 😂) En el caso de que no haya salido nada, no le hemos de engañar ni reñir, simplemente le decimos “Pues no ha salido nada” para que sea consciente.

El primer día sin pañal

Después de unos cuantos días haciendo esto, un día que no haya cole, por la mañana, le quitamos el pañal y le explicamos que no se lo pondremos más, que ya solo lo usará para ir a dormir.

  • Cada hora, aproximadamente, le proponemos que se siente en el orinal. Y si no hace nada, pues no pasa nada.
  • Solo ponemos el pañal para ir a dormir (siesta y noche)
  • El primer día pueden escaparse entre 7 y 10 pipis (menos mal que tenemos docenas de pantalones 😅). Es normal, debe aprender a retenerlo y controlar su expulsión.
  • Los primeros días son los peores, no hay que desesperarse. Durante este etapa de control de esfínteres, podemos incluso pensar que nos hemos equivocado y que no deberíamos haberle quitado aún el pañal. NO NOS PODEMOS ECHAR ATRÁS. Podría ser frustrante para el niño. Es muy importante que se impliquen tanto las mamás como los papás y todos tenemos que estar convencidos de que es capaz de hacerlo y darle el tiempo que precise.

Proceso de quitar pañal

Después de unas semanas, será el niño quien nos dirá si tiene pipí o caca, pero igualmente le tendremos que ir preguntando para recordárselo. A veces, cuando parece que ya lo controlan, hacen algún retroceso, pero no nos hemos de preocupar.

¿Cómo debe ser el orinal?

El orinal debe ser grande, y sobretodo que sea cómodo y estable para tu hijo/a.

Nosotros hemos probado varios modelos :

  • El transformable

 

El modelo se convierte en 3 en 1, en la imagen se ve en el suelo, pero puedes ponerlo sobre el wc.

Este modelo de orinal lo compramos en Amazon para #laflorecilla hace un par de años. Tiene 3 posiciones: sobre el suelo, sobre el váter con escalones y sobre el váter a modo de reductor.

Ventajas: Es sencillo y fácil de limpiar. Aunque al principio no lo valoramos, la base donde se ponen los pies es un acierto y además lo puedes poner sobre el váter cuando el niño crece a modo de reductor.

Inconvenientes: En su versión sobre el váter con escalones, éstos no son del todo estables.

Precio: 27€ en Amazon

 

 

 

 

 

  • El supersencillo

El más sencillo de todos.

Como  suelen decir, más simple que la suela de un zapato. Cumple su función a las mil maravillas y es bastante barato. Es el que tienen en la guardería.

Ventajas: Simple. Barato. La forma del orinal se adapta bien al culete del niño.

Inconvenientes: Un poco más aparatoso para limpiarlo.

Precio: Menos de 6€ en Amazon

 

 

 

 

 

  • El plegable

 

Orinal plegable

Éste modelo no es un orinal en sí, pero lo compramos también hace 2 años para poder llevárnoslo a cualquier sitio. Para nosotros que salimos bastante, es indispensable para que la peque no se nos “cuele” o se siente en cualquier taza de wc de las que hay por ahí😔

Ventajas: Cabe en cualquier mochila o bolso de peque, y además trae su propia bolsa de transporte.

Inconvenientes: Cuando el cuelete del peque supera la medida o su peso es superior a lo estándard de un niño de 2 años o 2 años y medio, este “reductor” no es todo lo resistente que nos gustaría.

Precio: 16 € en Amazon

 

 

  • El del Ikea

 

orinal ikea

A mi lo que me más me convence es que sea práctico para limpiar.

Pues eso, el del Ikea. Y por cierto, el que más le gusta a la peque para sentarse.

Ventajas: Fácil de limpiar, y además hace juego con el resto de accesorios que tenemos en el baño que también son de Ikea 😅

Inconvenientes:  No es fácil tener un Ikea cerca, y aunque Ikea también vende a través de Amazon (este orinal está sobre los 16€) lo venden casi el triple de caro 😤

Precio: 6 € en Ikea

 

 

 

 

Consejos para quitar pañal

  • El fin de semana / puente o festivo que nos propongamos quitar el pañal mejor no hacer muchos planes. Es un proceso que requiere mucha dedicación y atención.
  • Al principio tendremos que ir con una orinal o adaptador de váter a todos sitios. Y mucha, mucha ropa de recambio.
  • No hay que ponerle el pañal para montarlo en el coche o pasear en su cochecito, porque el niño se hará un lío y no sabrá cuando lleva o no lleva pañal. Tendremos que poner un plástico o toalla encima por si se le escapa.
  • Una buena recomendación es ir a comprar con los peques nuevas braguitas/calzoncillos. Les hará ilusión y les motivará más.
  • Tampoco hace falta alargar en exceso el tiempo que el niño está sentado en el orinal.
  • Es muy importante no reñir al niño cuando se le escapa el pipi encima. Ya es bastante frustrante para él. Si le damos demasiada importancia a estos momentos “de escape” el niño lo puede hacer a propósito para llamar nuestra atención o hacernos enfadar.
  • Y cuando se escape evitar siempre decir frases como: ¡Qué peste!, ¡Qué asco! o similar.
  • Tampoco hay que hacer coincidir este proceso con otros cambios importantes, como quitar el chupete, un cambio de habitación…
  • Lo importante es felicitarle y que vea que nos ponemos contentos cuando lo hace bien.
  • Y un último consejo: PACIENCIA. MUCHA PACIENCIA😉.

 

 

 

 

 

 

Añade aquí tu comentario